San Pablo fue una fiesta de la moda

Durante seis días, con la participación de treinta y ocho marcas y diseñadores en múltiples desfiles y performances, se realizó la Sao Paulo Fashion Week (SPFW) en el emblemático edificio de la Fundación Bienal en el parque Ibirapuera, además de otros escenarios alternativos, a donde se mostraron las tendencias para esta nueva temporada.

En medio de la crisis socio económica que atraviesa Brasil está edición número 44 -que cuenta con la firma Natura como main sponsor- procuró, poner en jaque el discurso unívoco del statu quo de la moda global en cuanto al concepto de belleza, en la referencia a los cuerpos, los usos y las tipologías, y a favor de la diversidad y la integración.

Con la idea motora «Amo moda, amo Brasil» y el afán de postular la primacía de lo propio, antes de algunos desfiles, destacados empresarios brasileños, como Alexandre Birman, arengaron al público con sus experiencias de negocios.

«Lo más emocionante es la profundidad de mensajes que estamos transmitiendo hacia las personas -expresó Paulo Borges, director creativo de SPFW- esto es Brasil; la felicidad, la libertad, ese don caótico».

DESTACADOS DE LA SEMANA

Tendencias de temporada

Las propuestas de rasgos deportivos y a la vez urbanos (LAB, Juliana Jabour, TIG) y las referencias victorianas (Alexandre Herchcovitch y Helô Rocha) ganaron las pasarelas en las que, además, predominaron los colores amarillo, rosa, rojo y azul en todo tipo de texturas livianas e incluso mixturadas con denim (Samuel Cirnansck, Two Denim).

Impronta retro

Bajo la idea, ultra aceptada, que la moda siempre vuelve, Fraga remitió a las ropas típicas de los hombres y mujeres que asistían a la playa en los años ’20 y lo mismo Amir Slama que mostró bikinis y vestidos con estética de las divas de los años ’50, aunque bien releídas a esta contemporaneidad.

Trabajo manual

Los artesanos brasileros dieron sustento a la idea insignia de mostrar la moda brasileña al mundo. Helô Rocha presentó bordados hechos en la región nordeste de Brasil y Giuliana Romanno que mostró bolsos y piezas de indumentaria realizadas por los integrantes de Amazonia Teçume y la ONG carioca Casa do Rio.

Street style

Los músicos y diseñadores de LAB subieron a la pasarela a sus amigos, como si se tratase de un verdadero desfile callejero. Este show tomó mayor resonancia, además, cuando se supo que Evandro Fióti, dueño de la marca, resultó discriminado por uno de los guardias de seguridad y el rapero lo difundió en las redes sociales.

Inclusión fashion

La aceptación y exaltación de cuerpos que salen de los cánones habituales tuvieron su contraparte en esta edición de SPFW, con la presencia de modelos blancos, negros, obesos, ancianos, arrugados, tatuados, tullidos y con prótesis ortopédicas. Así se los vio en el desfile que hizo Ronaldo Fraga al aire libre, en la cuarta jornada. Gloria Coelho propuso modelos reales de distintas edades y contexturas físicas, que pasearon la colección The Crown que aludió a un reino, de empoderamiento de mujeres.

Copy Left

Vitorino Campos propuso que algunos moldes de sus diseños estén disponibles de forma libre en la web de su marca, para que todo aquel que quiera pueda bajarlos y utilizarlos como le plazca. Algo así como si se tratase de un software libre para la indumentaria.

Moda + arte

Osklen, la firma de Oskar Metsavaht, homenajeó en las estampas a la pintora Tarsila do Amaral, del movimiento modernista brasilero, anticipando la presentación que hará de la colección en Nueva York en consonancia con una muestra que habrá en el MoMA. Lenny Niemeyer se inspiró en las obras abstractas de Emma Kunz y Hilma Af Klint para sus trajes de baño, faldas y vestidos.

Leny Niemeyer Evocó obras de artistas mujeres del siglo XIX Leny Niemeyer Evocó obras de artistas mujeres del siglo XIX Crédito: Gentileza Agência Fotosite
El epílogo de este relato vestimentario tuvo un cierre descomunal, a cargo de Natura, que retomó el mensaje inclusivo de «toda beleza pode ser» (toda belleza puede ser) y copó las rampas del edificio Ibirapuera para dejar en claro que, en Brasil, saben muy bien qué quieren decir.

Bellezas posibles

Natura, firma del maquillaje oficial de SPFW, contó con la destreza de Marcos Costa, beauty artist de la marca, quien tuvo a cargo las pasarelas de LAB, Ronaldo Fraga y Lino Villaventura. Para esta edición, el reconocido maquillador utilizó bases leves con el objetivo de destacar la luminosidad natural de la piel. ¿Novedades? Los labiales en colores vibrantes (gris, pink, rojo, entre otros) y de textura mucho más mate, de la línea Aquarela, que estuvieron disponibles en el portafolio de make up.

La firma cosmética participó, además, con un atelier abierto, a dónde se llevó a cabo la colección de moda #todabelezapodeser que surgió del trabajo colaborativo de dieciséis personas (consultoras de la marca, un bailarín y una bloguera, entre otros) de distintas regiones de Brasil, que trabajaron bajo el mentoreo de Jackson Araújo, periodista y especialista en tendencias, Victor Apolinario, diseñador de Cemfreio, Marcos Costa y Paulo Borges. El resultado: diseños que vistieron a los modelos que se entremezclaron con el público, en una mímesis muy potente que culminó con una manifestación artística para vociferar, con los puños bien cerrados, en alto, en una reversión del gesto típico del «Black Power»: que sí, que todas las bellezas son posibles.

FuenteLa Nación
Compartir
Artículo anteriorSão Paulo Fashion Week apuesta a todos los cánones de belleza
Artículo siguienteMovida sustentable en China
María Eugenia Maurello es graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social y del posgrado de especialización en Sociología del Diseño, ambos por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Ejerce el periodismo desde hace más de 16 años. Trabajó en los tres soportes (radio, gráfica y televisión) y también en medios digitales. Actualmente, escribe en el suplemento Moda y Belleza del diario La Nación, Revista VIVA, Revista Ñ. Produce y conduce el podcast “La Moda Dice” que se emite por Wetoker y por tercer año consecutivo dicta el taller de “Periodismo y Moda” en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la UBA. Investiga sobre moda argentina para su próximo libro.

No hay comentarios

Dejar respuesta