Lupe Martí: «En los pañuelos enmarco fantasía»

Después de trabajar en relación de dependencia en diferentes marcas y haber experimentado con el diseño de cerámica, ahora, a los 37 años, comenzó el proyecto Lupemartitex que hace foco en el diseño y desarrollo de pañuelos, y por qué no de otras superficies. Graduada de la carrera de Diseño Textil dice Guadalupe “Lupe” Martí que en la UBA aprendió a nutrirse del trabajo en equipo y de  la mirada del otro, tanto de compañeros de cursada como de los docentes. “Me enseñó sobre; textiles y sus propiedades; historia de la moda; del arte; técnicas de estampación; comercialización, medios de expresión; y producción de tejido de punto y tejido plano, además aprendí a investigar para armar láminas conceptuales en boards, para tener un orden”, comenta.  Confesa seguidora de Marimekko, Marni, Sonia Delaunay y Stella McCartney, entre otros, habló con lamodadice de saberes académicos, aires familiares y el futuro más próximo.

¿Cómo surge la marca?

De la necesidad de expresar mi visión sobre la vida, en su costado más bello, sensible y alegre. Hace años en paralelo a mi trabajo en relación de dependencia en marcas de indumentaria (Pesqueira, Fujimoda, entre otras) en el área de ventas y producción , comencé a pensar una línea de tazas estampadas, ese fue el puntapié; mostrar algo propio.

¿Por qué te interesó el diseño textil?

Siempre me gustaron los pañuelos, en especial ese vínculo entre el textil y la estampa. Siento que el tejido con sus propiedades (brillo, opacidad, grosores, caída de la tela ) le da otra impronta al diseño textil ya que los estampados pueden ser vistos en distintas superficies más decorativas. En los últimos años esto fue tomando mucha fuerza (wallpapers, láminas, cuadernos, papelería). Para mí el tejido acompaña esa historia estampada. Este proyecto surgió como un modo de expresión, de resaltar la belleza, y como necesidad de sustento económico. En mí desarrollo, siempre me empapé de mi mundo familiar, de imágenes a través de mi papá (Eduardo Martí) fotógrafo de moda y música, y de mí mamá (Mecha Villar) con su larga trayectoria trabajando con todo su archivo de collages, producción de moda y astrología. Soy una mezcla de esa unión. Empecé indumentaria, pero me di cuenta,que mi camino iba por el desarrollo de la búsqueda gráfica, compositiva, las telas, los colores, los teñidos, los hilados, la relación de la estampa para crear ambientes y hablar a través de la vestimenta, contar desde el trazo, eso conecto más con mi sensibilidad y con mi huella, entonces decidí seguir esa orientación de la carrera en FADU.  

¿Trabajás con colecciones? ¿Cómo se piensa una marca de pañuelos en ese sentido?

Esta primera colección es cápsula, en honor a el recuerdo de mi abuela. Trato de pensar en líneas temáticas, y más que en una colección, que empieza y termina, siento que se va desarrollando un camino, donde se van adentrando nuevas estampas y variantes de colorido, eso me gusta generar distintas propuestas de una estampa, en varios colores, dándole otra significación de sentido y exclusividad al tono. Las estampas son propias, trabajadas a mano y digitalmente, con paletas de colores pensabas nutridas de la naturaleza; un recuerdo; la arquitectura; a música; a lo cual le dedico tiempo para pensarlas. Los pañuelos son atemporales, siento que se pueden usar siempre y de diferentes modos de uso tanto en como accesorio y hasta decoración iluminando el estilo de un ambiente en un modo más objetual. Siento al pañuelo como yo le digo «como un cuadrado, donde se enmarca un mundo de fantasía centralizada» ese espacio textil, te centra, para actuar como un foco de expresión, donde concretar la idea. Te resalta, te complementa, te protege. Te refuerza y acentúa el estilo propio, en presencia total. En lo particular, me gusta cuando lo combinan con prendas monocromáticas, más armónicas y calmas, dándole lugar a lo  que sucede en esa «receta» llamada estampado.Me gusta que el modo del pañuelo en el cual se usa, permite enfoques distintas perspectivas de la ilustración en la torsión del uso.

 ¿Cómo son tus clientes? ¿A dónde apuntas?

Apunto a embellecer, a brindar algo especial , que pueda crecer. Mi lema es color, fuerza y sensibilidad. Pienso en clientes con ganas de moverse, de avanzar, de crear desde lo  gráfico lindas sensaciones, para personas genuinas que conservan la chispa y la ternura siempre. Comprometidas y responsables con su camino y los demás. Apuntó a un público con sensibilidad artística desde la profesión que realicen. Quiero que se lleven una pieza única,  de uso duradero y que lo cuiden.

 

 

ph: Maru Di Rago y Guadalupe Martí

Compartir
Artículo anteriorLouis Vuitton SS 2020: Llegaron los dandies, todes rebobinados
Artículo siguienteDolores Navarro Ocampo, eterna para el diseño
María Eugenia Maurello es graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social y del posgrado de especialización en Sociología del Diseño, ambos por la Universidad de Buenos Aires. Ejerce el periodismo desde hace más de 15 años. Trabajó en los tres soportes (radio, gráfica y televisión) y también en medios digitales. Actualmente, escribe en el suplemento Moda y Belleza del diario La Nación, Revista VIVA y en los portales La Agenda BA y RedAcción. Produce y conduce el podcast “La Moda Dice” que se emite por Wetoker y por tercer año consecutivo dicta el taller de “Periodismo y Moda” en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la UBA.

No hay comentarios

Dejar respuesta