New York Fashion Week arenga la participación política

«Desfilar y votar» podría ser la consigna implícita en esta nueva edición de New York Fashion Week, que dado el contexto de pandemia, por primera vez en en su historia, se realiza  de manera híbrida (digital y física al mismo tiempo).

La Semana de la Moda de Nueva York empieza hoy con el desfile de Jason Wu  (17 hs NY) y termina el jueves 17 con el show del diseñador Christian Siriano, en el medio habrá regresos como el de la noventosa firma Imitation of Christ, y un trabajo exhaustivo del tercer sector y la industria de la moda para que cada vez sean más los que se involucran en la política del país del norte.

“Fashion our Future 2020” es el nombre campaña  que aprovecha el poder de la moda para involucrar a las comunidades subrepresentadas en el proceso político. Iniciada por Abrima Erwiah, cofundadora de la marca de moda Studio 189, reúne a diseñadores y a diferentes integrantes de la escena fashion nortemericana que apoyan el registro de votantes. 

Asociada, a su vez, con la organización Voto Latino, juntas tienen como objetivo registrar un millón de votantes antes del 22 de septiembre, Día Nacional de Registro de Votantes, con vistas a las elecciones generales del 3 de noviembre.

La campaña cuenta nada más y nada menos que con Virgil Abloh, fundador de Off White y a cargo de la línea de hombres de Louis Vuitton, como director creativo y con el acompañamiento de firmas de la talla de Proenza Schoulder,  Phillip Lim, Prabal Gurung y Zero + María Cornejo, entre otras. 

Ellos buscan amplificar las voces, abordar temas de importancia para sus comunidades y fomentar la educación y  la participación de los votantes. «La moda puede hacer más que vender ropa -explica Erwiah en el comunicado oficial de la campaña- crea momentos culturales que inspiran movimientos, así es que celebramos el voto y estamos apoyados por todas las personas que marcharon, lucharon, se sacrificaron y murieron por nosotros para tener este derecho”.

El propósito es inspirar a los clientes a aprovechar su derecho democrático mientras compran ropa de edición limitada y accesorios de las etiquetas que aman. «La moda tiene un poder increíble para inspirar e incitar un cambio significativo, y con la aceptación de mis compañeros diseñadores y la comunidad de la moda en general, sabemos que podemos cambiar el rumbo de la política estadounidense y asegurar una representación justa e igualitaria ”, expresó Abloh.

Compartir
Artículo anteriorPierre Cardin retratado para fanáticos
Artículo siguiente“House of Cardin”, el film sobre el diseñador que le ganó al futuro
María Eugenia Maurello es graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social y del posgrado de especialización en Sociología del Diseño, ambos por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Ejerce el periodismo desde hace más de 16 años. Trabajó en los tres soportes (radio, gráfica y televisión) y también en medios digitales. Actualmente, escribe en el suplemento Moda y Belleza del diario La Nación, Revista VIVA, Revista Ñ. Produce y conduce el podcast “La Moda Dice” que se emite por Wetoker y por tercer año consecutivo dicta el taller de “Periodismo y Moda” en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la UBA. Investiga sobre moda argentina para su próximo libro.

No hay comentarios

Dejar respuesta