“Indagamos en el Da Vinci del futuro”

 “‘Nacida pa’ refrescar el arte digita’, canta La Mona Lisa mientras mueve sus labios en un videoclip realizado con técnicas de animación digital y una estética pop que roza lo kitsch y bizarro (…) así los periodistas Mercedes Ezquiaga y Héctor Pavor hacen referencia a la pieza viral que se subió a youtube en el 2018 y que no era otra cosa que una batalla de freesytle entre dos de las figuras más recordadas de la historia del arte, a saber: La Gioconda de Leonardo Da Vinci y el David de Miguel Angel. Es que pasaje aparece, justamente, en el libro “Todo lo que necesitás saber sobre Leonardo da Vinci en el siglo XXI». 

En el marco de los 500 años de la muerte del artista e inventor italiano, dan cuenta cómo los conceptos y las búsquedas del genio del Renacimiento continúan presentes. Y en esa idea se preguntan por qué la Gioconda puede ser pensada como una gran influencer; cómo se vincula Da Vinci a la inteligencia artificial y a la robótica; por qué podría ser un referente de la ecología, quienes son los herederos y las herederas de su legado, entre otras cuestiones. 

El libro cuenta con testimonio de científicos, historiadores, artistas y especialistas, y con motivo de la presentación que se hizo el jueves en la Biblioteca Parque de la Estación los autores dialogaron con lamodadice

¿Cómo surge la idea de hacer el libro? 

ME: En primer lugar, somos grandes admiradores de Da Vinci (creo que cualquiera que se asome a su vida y su obra, enseguida se queda maravillado y quiere conocer más) ya que fue una figura única en la historia. Además, sabíamos desde hacía tiempo acerca de esta gran efeméride que es el 500 aniversario de la muerte de Leonardo da Vinci. Los medios europeos vienen hace rato hablando al respecto sobre los preparativos, las exposiciones, las obras que se exhiben, etc, algo que comentamos varias veces ya que los dos somos periodistas culturales. De algún modo, escribir este libro fue una manera simbólica de sumarnos, desde Argentina, a todos esos homenajes que sabíamos que se venían en Europa. Inmediatamente, decidimos que queríamos decir verdaderamente algo distinto de Da Vinci, por eso nos dedicamos a vincularlo con los fenómenos del presente. En vez de bucear en el Da Vinci del pasado, indagamos en el Da Vinci del futuro.

¿Qué singularidad tuvo la investigación?

HP: En un principio establecimos qué temáticas íbamos a desarrollar, ya que Leonardo es una figura posible de ser abordada desde múltiples ópticas (fue pintor, escultor, inventor, matemático, ingeniero, arquitecto, ecologista, músico, botánico, anatomista, urbanista, físico, biólogo, poeta… lo hacía todo). Una vez decididos los temas, entrevistamos principalmente a personas que admiramos y que nos ayudaron a comprender mejor a Leonardo, o incluso a verlo desde otro ángulo. Uno de los entrevistados es el historiador José Emilio Burucúa, uno de los principales expertos en Leonardo en el mundo. Fue muy generoso y nos dedicó mucho de su tiempo. Conversar con él fue realmente maravilloso. También entrevistamos al artista y arquitecto Tomás Saraceno, a quien muchas personas comparan con Da Vinci por su genialidad y su singular concepción del arte y la ciencia. El historiador Patrick Boucheron, el sociólogo Richard Sennett, el italiano Edoardo Zanon (curador del Museo Leonardo3 de Milán). Fueron muchas las personas que gentilmente nos brindaron su testimonio. Además, hubo muchas lecturas, muchas consultas, búsquedas en librerías y en Internet y finalmente, muchas conversaciones tratando de buscar una mirada novedosa, que dijera algo diferente acerca de Da Vinci, lo que represento una de las partes más divertidas de la investigación.

Es muy interesante el aspecto relacionado a la ecología que ya planteaba Da Vinci ¿Qué puede decir al respecto?

HP: Hay algo realmente sorprendente en ese sentido si pensamos que hoy en día, la ecología es uno de los temas más urgentes de la humanidad, y Leonardo, hace nada menos que cinco siglos, ya pensó en el tema. Entre sus documentos escribió: “Llegará un día en que los hombres como yo verán el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre”, algo realmente adelantado para su época y que luego, con los años, muchos ecologistas tomaron como bandera de su reclamo. Al estar en contra de la matanza de animales era vegetariano y además era un apasionado de la naturaleza; especialmente de los pájaros. Admiraba no sólo verlos volar. Su sueño era emularlos, realmente añoraba que el ser humano pudiera volar y realizó muchos inventos en ese sentido, aunque nunca lo logró. Por todo esto, algunos especialistas lo han llamado el primer activista ecológico de la historia.

Pensando en términos de moda o modas, en el libro aluden al rol de influencer de La Gioconda ¿Cómo se explica?

M E: A medida que avanzábamos en la investigación se nos evidenciaba con mayor claridad la impresionante influencia de Leonardo en el presente, en el siglo XXI. Su poder de observación y su ilimitada imaginación lo convirtieron en autor del prototipo de muchas de las máquinas modernas. Sus herencias y creaciones siguen siendo hoy motivo de investigación de especialistas de las más diversas áreas. A partir de allí, nos pareció realmente natural hablar de Leonardo en términos actuales, especialmente teniendo en cuenta que estábamos haciendo un libro para una colección de divulgación. Para nosotros es una manera tan irreverente como amable de acercarse a Leonardo. Incluso, nos atrevimos al ejercicio lúdico de pensar cómo sería la cuenta de IG de Leonardo hoy. La idea de la Gioconda como la gran influencer de todos los tiempos surge a raíz de un divertido trap que se viralizó en redes pero además es una clasificación que le encaja a la perfección. Es una pintura que no tiene más de 80 centímetros de alto y 50 de ancho. Es la obra de arte más famosa del mundo. Cada año acuden millones de personas a verla al Museo del Louvre a Paris (a tomarse una selfie junto a ella). Artistas como Andy Warhol, Salvador Dalí y Marcel Duchamp, entre muchos otros, han realizado homenajes, parodias y reversiones de esta pintura. Aparece en libros, películas, series, dibujos animados. El ingenio popular no se ha tomado descanso a la hora de generar memes alrededor de su figura. Es universal y uno de los objetos más preciados en la  historia del arte. Su furor parece no tener límites.

 

Compartir
Artículo anteriorHeloisa Crocco: “Todos podemos encontrar nuestra matriz”
Artículo siguienteLa moda influenciada por Le Parc
María Eugenia Maurello es graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social y del posgrado de especialización en Sociología del Diseño, ambos por la Universidad de Buenos Aires. Ejerce el periodismo desde hace más de 15 años. Trabajó en los tres soportes (radio, gráfica y televisión) y también en medios digitales. Actualmente, escribe en el suplemento Moda y Belleza del diario La Nación, Revista VIVA y en los portales La Agenda BA y RedAcción. Produce y conduce el podcast “La Moda Dice” que se emite por Wetoker y por tercer año consecutivo dicta el taller de “Periodismo y Moda” en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la UBA.

No hay comentarios

Dejar respuesta