Chile Fashion Week

Por tercera vez consecutiva, Santiago de Chile tuvo su semana de la moda, con siete firmas que se abren paso en la moda local, muy bien acompañadas por Nous Etudions, la etiqueta de la diseñadora argentina Romina Cardillo que se destacó en la pasarela instalada en la Galería Patricia Ready, en el barrio de Vitacura. Esta nueva edición tuvo como propósito indagar en la diversidad de metodologías, modos de producción y experiencias del diseño chileno independiente, que contó con la curaduría de la historiadora y diseñadora de vestuario Pía Montalva. «Nosotros queremos construir una cultura de moda distinta a la del retail y lo desechable, que hegemonizan nuestro mercado» señaló.

Momentos de pasarela

1 A paso lento. Duende Capitalista, la marca de Rosario Riveros, reeditó sus característicos sombreros para prendas no seriadas a las que denominó como si fueran obras de arte, Neomedioevo o Huasarelli. Ironizó sobre la industria fast fashion y para demostrar su postura su desfile fue a paso slow. Volvió a verse la evolución de la ropa doceñada, de la dupla argentina integrada por Mercedes Martínez y Mariano Breccia. 12-NA es su firma que hace años está radicada en Valparaíso. Deconstruyen ropa y crean poniendo en valor lo vintage con pantalones de denim, buzos deportivos y suéteres recuperados del descarte, mediante upcylcing y zero waste. Y lo mostraron con un fanzine, en el que explicaron que en la hechura de esta colección lograron ahorrar 108.000 litros de agua, el total que podría tomar durante un año el público presente en el desfile.

2 Moda subversiva. Es necesario subvertir el sistema de producción de moda, tal cual existe hoy. Se hizo saber en Santiago como en otras capitales de la moda. Sr. González levantó esa bandera y Cristián González, su diseñador, salió a la pasarela con una remera que declaraba: «Yo hice tu ropa», lema del movimiento Fashion Revolution. Un gesto similar tuvieron los creativos de 12-NA al aparecer con máscaras, acompañados de su equipo de confección que interpeló con el cartel «¿Quién hizo tu ropa?»

3 Made in Chile. La firma de la diseñadora textil y de indumentaria Magdalena Olazábal, MO-Store, urbana, contemporánea, apuntó a básicos, de líneas simples, ponibles tanto en mujeres como en hombres, en tonos plenos de cemento, amarillo, celeste y verde grisáceo. El genderless o el sin género definido que se aplica a quien quiera llevarlo también fue parte de la propuesta de Sr. González. MO Store además pudo jactarse de realizar toda su producción en Chile, también en expansión con tres locales en el país trasandino, fue Magdalena Olazábal, con su firma MO Store.

4 Tendencias releídas. Qüina resultó ser la marca más trendy, y se destacó con el recurso de superposiciones de rayas, volados y hasta de los tonos de tendencia, celeste y rojo. Completó con accesorios en cestería hechos por artesanos chilenos. Su colección Love, incluyó la imagen de reinas en alusión a la baraja inglesa y al nombre de la marca, un neologismo del vocablo queen, que reinterpreta básicos. Y en esa tarea de reinventar y recrear también estuvo Kika Neumann que consideró los nuevos comportamientos de los materiales al explorar las posibilidades del chifón de seda. Más con Sisa, de Alejandra Cruz, Elisa y Trinidad Rodríguez, que evidencian la geometría tridimensional del cuerpo mediante el uso de bloques de color.

5 Un hallazgo. La realización de un catálogo detallista, con la descripción de la propuesta, con las referencias de cada una de las pasadas y el contexto creativo de cada diseñador, fue especialmente destacado, muy comentado en la primera fila de esta semana. Le dio proyección a lo visto, permitió que no todo quede en la pasarela. «Nuestra intención -destacó Montalva- fue mostrar un panorama de lo que puede verse y encontrarse en términos de moda y del diverso diseño independiente local, que apunta a diversos espacios de mercado, cuenta con distintos volúmenes de producción, que se complementan con propuestas de afuera, como la de la argentina Romina Cardillo».

Argentina presente

Nous Etudions, la firma de Romina Cardillo, recién llegada de la última edición del Vogue Talents en Milán, mostró un mix de lo exhibido en esa pasarela de Italia y de Buenos Aires. Innovó en texturas y jugó muy bien formas geométricas elaboradas para una silueta que buscó ser romántica. A su fuerte monocromo le sumó la clásica dupla de color a rayas.

FuenteLa Nación
Compartir
Artículo anteriorMovida sustentable en China
Artículo siguienteLa impactante performance del diseñador Ronaldo Fraga
María Eugenia Maurello es graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social y del posgrado de especialización en Sociología del Diseño, ambos por la Universidad de Buenos Aires. Ejerce el periodismo desde hace más de 15 años. Trabajó en los tres soportes (radio, gráfica y televisión) y también en medios digitales. Actualmente, escribe en el suplemento Moda y Belleza del diario La Nación, Revista VIVA y en los portales La Agenda BA y RedAcción. Produce y conduce el podcast “La Moda Dice” que se emite por Wetoker y por tercer año consecutivo dicta el taller de “Periodismo y Moda” en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la UBA.

No hay comentarios

Dejar respuesta